Introducción

Curso de prevención, detección e intervención
en casos de abuso a personas con discapacidad intelectual

Los abusos a personas con discapacidad intelectual son una realidad indiscutible. También lo es que este colectivo tiene una probabilidad de ser víctima de un abuso mucho mayor que el resto de la población (algunos estudios hablan de una tasa de vulnerabilidad entre tres y diez veces más alta). Por esta razón, es imprescindible el trabajo de prevención de situaciones de abuso a personas con discapacidad, así como los conocimientos y actuaciones destinados a la detección e intervención en estos casos una vez se han producido.

La evidencia de la vulnerabilidad que sufren las personas con discapacidad con respecto a los abusos va a llevar a los profesionales que trabajan con este colectivo a activar todos los procedimientos posibles para su prevención, entre los que se encuentran programas de educación sexual y de habilidades sociales, protocolos de detección y actuación ante sospechas de abuso, maltrato o negligencia, y campañas de sensibilización para la modificación de la legislación y los procedimientos penales.

En cuanto a la detección, son muchos los casos en los que una persona con discapacidad es víctima de algún tipo de abuso y éste no se pone en conocimiento de los servicios de protección. Esto se debe a que, para que un supuesto delito llegue a servicios especializados o a un contexto policial, normalmente debe ser un tercero (habitualmente un familiar o profesional cercano a la víctima) quien escuche la primera revelación. Desgraciadamente, todavía son muchos los casos en los que frente a estas revelaciones, e independientemente de la veracidad que se les otorgue, se decide que es mejor no denunciar, precisamente por las incapacidades de sistema de acoger adecuadamente esa denuncia y de desplegar los apoyos necesarios durante el proceso. Además, la falta de información, la ausencia de campañas de concienciación y los escasos recursos para integrar a las personas con discapacidad, entre otros, provocan que la mayoría de la población desconozca su realidad y formen sus actitudes hacia ellas basándose en mitos y creencias falsas.

Cuando este desconocimiento llega a los sistemas policial y judicial, el asunto cobra importancia debido a que sus agentes carecen de la formación necesaria que les permita adaptar los procedimientos a las personas con discapacidad. Tras la comisión de un hecho delictivo sucede que, además del daño físico, económico, psíquico y social producido, la víctima suele experimentar un grave impacto emocional, que se agrava, en ocasiones, al entrar en contacto con el generalmente desconocido entramado jurídico-penal. A las víctimas con discapacidad raramente se les explica dicho entramado, ni siquiera se les suele preguntar si quieren participar del mismo. Cabe añadir que la incapacidad del sistema de acoger a la víctima con discapacidad, una vez interpuesta la denuncia, contribuye enormemente a la vulnerabilidad de estas personas cuando son víctimas de delitos a sufrir fenómenos de revictimización. Destacan dos factores que contribuyen a la revictimización por su trascendencia: la mala adecuación de los instrumentos, procedimientos y entrevistas policiales y judiciales; y la menor credibilidad que muchas veces se otorga a su testimonio, especialmente cuando la víctima tiene una discapacidad intelectual o sufre un trastorno psíquico.

Por lo anterior, resultan de vital importancia las adaptaciones necesarias para que las personas con discapacidad intelectual tengan un acceso a la justicia y a la atención psicológica de manera igualitaria, proceso que pasa por aumentar la capacidad de ambos sistemas para ofrecer las adaptaciones y apoyos necesarios, y formar a los profesionales de dichos ámbitos en la intervención con víctimas con discapacidad intelectual.

El Curso de prevención, detección e intervención en casos de abuso a personas con discapacidad intelectual ha sido especialmente concebido y desarrollado para profesionales del entorno de la discapacidad intelectual y todos aquellos profesionales que quieran conocer las principales líneas de actuación ante una sospecha de abuso a una persona con discapacidad intelectual. El objetivo principal de esta acción formativa es dotar a los profesionales de las pautas para la prevención y detección en los casos en lo que existen sospechas de abuso a una persona con discapacidad intelectual, así como de las herramientas básicas para afrontar el trabajo con una víctima de abuso con discapacidad intelectual.


Formación bonificada: Si quieres información acerca de cómo tu empresa se puede bonificar de la formación, puedes consultarnos en alberto.alemany@fcpv.es